Solamente han sido dos derrotas consecutivas, pero cuando se trata del Real Madrid, eso es suficiente para colocar al club al borde de un torbellino. Fracasos al hilo ante el recién ascendido Girona en La Liga y Tottenham en la Liga de Campeones han dejado al equipo tambaleándose. El Madrid pasó trabajos en los dos partidos, lo que ha causado una ola de críticas.

Aunque Cristiano Ronaldo restó importancia a las menciones de una crisis y el técnico Zinedine Zidane dijo que no está preocupado, ambos admiten que queda trabajo para devolver al equipo a la buena senda. «No podemos estar siempre bien”, dijo Cristiano tras la derrota de 3-1 en Londres el martes. “Hay que cambiar y admitir que no estamos como queríamos”.

Zidane dijo que tomará tiempo para restaurar la moral del equipo luego de derrotas consecutivas. «Son dos derrotas seguidas y no podemos estar contentos, tampoco anímicamente», dijo Zidane. «Es un mal momento, pero hay que aceptarlo. Cuando se gana se acepta y estamos contentos. Cuando se pierde hay que tener la cabeza alta y pensar que esto es el fútbol y tenemos muchos partidos para dar la vuelta a esto y es lo que vamos a hacer». Madrid sigue en buena posición para avanzar en el Grupo H en la Champions y lo puede lograr con una victoria contra el APOEL chipriota este mes.

Comentarios