Tras ganar el torneo de Cincinnati, la hispano-venezolana Garbiñe Muguruza quiere reinar en la WTA y se mete entre una de las candidatas a llevarse el US Open que arranca el lunes de la próxima semana.

Hay que destacar que antes de ganar Wimbledon, la representante del tenis español, se le exigía continuidad en las canchas, algo que resulta muy difícil de mantener en la WTA, pareciera que ahora a las puertas del US Open, su principal rival será ella misma.

Actualmente Muguruza es ranking número tres del mundo, sólo por detrás de Halep (que defenderá 430 puntos de semifinales) y de Pliskova (defiende 1300), Muguruza en cambio, sólo debe defender 74 puntos, ya que el abierto de los Estados Unidos siempre se le ha complicado a la nacida en Caracas, sin embargo; de concretar una victoria en el certamen sería líder de la clasificación.

La propia tenista sabe que el US Open es una cuenta pendiente en su carrera de momento “El US Open siempre se me atraganta. Intento cambiar alguna cosa cada año y no acaba de cuajar. Sigo ilusionada por intentar cambiar esa racha, a ver si esta vez lo hago mejor” afirmó Muguruza.

A sus 23 años y con todo una carrera por despuntar, Muguruza para alcanzar su tercer Grand Slam, tendrá que ligar no cruzarse en las primeras rondas ante Wozniacki y Sharapova, quiénes actualmente poseen una posición “mentirosa” para el tenis que muestran en su raqueta; y así, llegar lo más descansada posible a las rondas finales.

. Redacción CAC / Víctor Molina/ @Viictor_moliina / Pasante

Etiquetado en:

,