Luego de una muy dura primera mitad de temporada, llegando a ubicarse, en algún momento, a 19 puntos del Barcelona y quedar eliminados en Copa del Rey por el Leganés, el Real Madrid no se ha aminalado y aprovechó las circunstancias para reaccionar a tiempo y en el mejor momento. Cuando se esperaba lo peor ante el PSG, el conjunto capitalino supo sacar la casta, esa que ya nos tiene acostumbrados en Europa, para empezar la era de la resurrección madridista. Todo indica que esos tiempos de zozobra y malos resultados quedaron atrás, aunque quién sabe, capaz el equipo parisino le da la vuelta a todo en su hogar, y todo esto que aquí decimos son palabrerías.

Desde aquel encuentro por Liga en Valencia el 27/01, el Madrid no conoce la derrota, suma seis triunfos y un solo empate ante el Levante. No importa a quien ponga en el campo Zidane, todos están respondiendo de la mejor manera. Ante el PSG, Leganés y Betis fueron Asensio y Lucas Vásquez, hoy, ante el Alavés, la BBC volvió en todo su esplendor y más compenetrados que nunca. Si entra Isco, también lo hace fantástico. ¿Increíble, no? Parece que el sufrimiento se convirtió en armonía, confianza y seguridad.

El primer gol del encuentro lo haría Cristiano Ronaldo, el de siempre. En 31 partidos oficiales disputados lleva 28 goles, aunque cuidado, este es su año de decadencia, o eso dicen. Destacar en la jugada del gol, un espectacular pase de Benzema, con la espuela, que resolvió en cuestión de segundos. El portugués, quien lleva tiempo buscando subir la confianza del francés, pidió a la afición, mientras celebraba el gol, que lo aplaudieran porque la jugada fue toda de él.

El segundo tanto caería pocos segundos después de empezada la segunda mitad. Sería de otro miembro de la BBC, Gareth Bale, quien también ha recibido muchas críticas últimamente, y generando que muchos afirmen su salida del Madrid el próximo verano. Otra asistencia de Benzema quien pondría al galés a hacer lo que más le gusta, correr y definir, 2-0 sin muchas complicaciones.

Cristiano volvería a definir con contundencia y sin nada que hacer para Pacheco. Lucas Vásquez le serviría el balón para que el portugués definiera sin problemas. Alucino con como está jugando el extremo español, debe ser un verdadero dolor de cabeza elegir el once titular para Zidane.

El Ronaldo más generoso volvería a aparecer mimando nuevamente a Karim Benzema. Al minuto 89 Cristiano le cedió el penal al delantero francés para que colocara el 4-0 y anotará el tanto que llevaba rato buscado y ya merecía. El portugués se olvidó de su hat trick en búsqueda de un bienestar mayor. Ejerciendo funciones de capitán, hoy llevaba la cinta.

Así terminaba el juego, el Bernabéu volvía a ver con ilusión al Madrid, los pitos de hace días, se convertían en aplausos y la armonía reina más que nunca en la capital española. Donde quizás no deben estar tan contentos, es en París.